viernes, 4 de agosto de 2017

Cierre por (no) vacaciones

   Nunca me he visto en esta tesitura, pero este año si que lo necesito. Más que necesitarlo, sería casi imposible que pudiera pararme a escribir y publicar nada. Mi jornada laboral aumenta sustantivamente este mes, no tengo mucha concentración para leer ya por el simple cansancio, y que tampoco tengo mucho tiempo si quiero disfrutar algo del verano y esos días soleados al máximo. Es por ello que este año he tomado la decisión de cerrar el blog durante el mes de agosto, aunque quizás publique algo por TimeJust y El Peso del aire, eso ya se verá.


Tranquilos, la primera semana de septiembre aquí me tendréis de nuevo como un clavo (ya sabeís que soy cumplido como el que más). Espero acumular un par de libros al menos durante este mes y alguna entrada de esas recopiladoras tanto de cómics como de ficción corta, que es de lo que más estoy tirando estos días. Seguiré activo tanto por Twitter, Facebook, Instagram y Goodreads, por lo que no desaparezco del todo.

Nos vemos a la vuelta :)

martes, 1 de agosto de 2017

Reseña - El archivo de atrocidades

El archivo de atrocidades
Charles Stross (Trad. de Blanca Rodríguez y Antonio Rivas)
Insólita Editorial
Rústica | 416 páginas | 22,95€




 ¿Qué pasaría si algún día descubriéramos que existe una agencia secreta de funcionarios que vela por nuestra seguridad interdimensional? Por aquí van los tiros de la novela de Charles Stross por fin publicada en nuestro país que supone el nacimiento de la nueva editorial Insolita. Un gran aterrizaje acompañado de una fantástica y cuidada edición, sin apenas errores ortográficos, con la maravillosa y nada fácil traducción de Blanca Rodríguez y Antonio Rivas. Esta primera entrega de "Los Expedientes de la Lavandería" está formada por la novela publicada por entregas en Spectrum "El archivo de atrocidades", la novela corta ganadora del Hugo en 2005 La jungla de cemento, el epilogo En la Fabrica del Miedo, y un necesario glosario de acrónimos sobre agencias secretas. Una novela que se nota al principio ciertos aires de su serialización en entregas, pero que cierra perfectamente su historia y deja con ganas de más, mucho más. Algo que nos satisface como lectores, ya que tras la novela nos encontramos con la novela corta y un epilogo sobre las propias influencias e inspiraciones de Stross muy interesante.

  Stross nos mete de lleno en la actividad de la Lavandería, un centro de operaciones secretas del gobierno inglés contra aquello que atenta nuestro mundo. Tanto en nuestro planeta como también en otras dimensiones. Aquí conocemos a Bob, un geek de la informática que trabaja como funcionario en la Lavandería arreglando todos los problemas informáticos de la misma, hasta que pasa a ser un agente activo de campo. Pero no todo es acción como en una película de espías. Como todo funcionario que se precie, la agencia imaginada por Stross está plagada más de burocracia y papeleo que de otra cosa. Una misión en la universidad de Miskatonic tras un accidentado curso de formación en “Demonología computacional” para principiantes será el eje de partida que cambie la vida de Bob como agente de la Lavandería.

Cubierta  del libro de Steve Monteglio para Golden Gryphon Press

  Tengo que decir de primeras que la novela de Stross no creo que sea para todo el mundo. Bastante densa por momentos, con conceptos matemáticos por doquier, fragmentos y personajes históricos interesantes, o referencias informáticas potentes. Stross no se corta un pelo y te obliga a buscarte la vida si quieres que te vibre el cerebro visualizando las escenas, si quieres entender todo lo que está ocurriendo. Pero más que un defecto, lo veo como un reto. Te obliga a aprender y a querer saber más sobre lo que estas leyendo. Como por ejemplo la Ahnernerbe o algunos sucesos ocurridos durante la Guerra Fría. Gran parte de la diversión es saber encontrar esas referencias reales, ver cómo les ha dado la vuelta y las ha encajado en su historia, por ejemplo, con celebridades matemáticas como Turing o Planck. Aunque hay que reconocer que a veces se pasa de rosca solo por hacerse el listillo, con sesudas explicaciones innecesarias que cortan la lectura. De toda esta coctelera de Stross sale un tecno-thriller de espías, con toques de ciencia ficción, de fantasía urbana bastante cargado de horror cósmico.

 Buscando símiles con la historia lo primero que se me viene a la cabeza es todo un Fringe, Expediente X o MIB. Pero le tenemos que sumar criaturas lovecraftianos o leyendas griegas, un nivel de matemáticas (o magia como se llama aquí) bastante más alto, y una cantidad de burocracia insufrible. Las aventuras están aseguradas desde el minuto uno, con invocaciones esotéricas o posesiones demoniacas incluidas, así como los momentos de relax más divertidos en el piso de Bob, o los de información revienta cerebros con complejos laberintos matemáticos en páginas enteras. Stross no tiene miedo a plantarte un infodump de tres pares de narices cuando le parezca bien y necesario. Esto es aún más visible en la novela corta La jungla de cemento, la cual va más al grano en detrimento de esos momentos sin misión más divertidos, que a mi parecer le daban un toque diferente a la novela, y también dejaban descansar un poco tu cerebro.

Ilustración de Leighton Johns

 Toda una novela de espías para listillos, con un personaje principal que te gana rápido por su carisma, y unos secundarios que son puro lujo. Amor eterno a Pinky y Cerebro, a los diálogos de Mo con nuestro querido Bob. Ayuda también el humor de Stross. Bastante satírico, rozando la ironía y con fuertes toques de crítica social. El autor no deja títere con cabeza y se dedica continuamente a arremeter contra la burocracia inglesa y el hacer de los gobiernos del mundo. Todo esto lo hace desde el punto de vista de Bob, una persona inquieta y bastante indisciplinada, con una inteligencia desbordante, pero con una lengua afilada que le mete en más de un problema. Ha sido un placer poder conocer un poco a Bob y su trabajo en la Lavandería, acudir a un par de misiones ultra secretas, rellenar unos cuantos formularios y conocer a sus compañeros de piso o trabajo. Insolita ya ha dejado caer que tendremos más Expedientes de la Lavandería, por lo que aquí servidor, está más que contento.
Como exprime la historia del siglo XX
El nivel de aventura e imaginación
Los secundarios
Las alucinantes escenas de horror cósmico
Son dos historias autoconclusivas

Se alarga innecesariamente en complejas explicaciones técnico-científicas

El primer contacto con Stross y su obra ha sido bueno, así como este inicio de Insolita editorial. El archivo de atrocidades es una aventura de espías cargada de ciencia ficción y horror cósmico, donde un informático ingenioso pasa a ser agente de campo en una agencia ultrasecreta que se encarga de los horrores que asolan nuestro planeta. La historia real se entremezcla con la ficticia, conceptos informáticos y matemáticos te vuelan la cabeza, criaturas de otros mundos, mitos retorcidos hasta el extremo y amenazas sobrenaturales caen sobre nosotros. Coged vuestra mano de gloria para adentraros en este primer Expediente de la Lavandería.

Otras reseñas:

viernes, 28 de julio de 2017

Crónica del Celsius 232 - 2017

  Si parpadean se lo van a perder. Nunca tanta razón tuvo Gonzalo Serrano. El Celsius 232 de 2017 ha tocado su fin ya hace unos días. Ha sido un festival que yo resumiría en tres I bien grandes. Interesante, con Intensidad por todos lados y plagado de Interacciones. Y es que aunque las expectativas eran altas, una vez más se han vistos sobrepasadas con creces. Quizá tenga que ver que este año empece a vivir el festival el martes a primera hora de la mañana, o que me haya hospedado en Avilés durante estos días, pero tengo claro (y aunque sea típico) que me llevo un buen saco de recuerdos en mi maleta neuronal. No puedo empezar más que dando las gracias una vez más a Cristina Macia, Jorge Iván Argiz y Diego García Cruz, así como todos los voluntarios y colaboradores del festival, por todo el maravilloso trabajo que llevan a cabo durante estos cuatro días y los meses anteriores de planificación.

 Reencuentros emocionantes. Presentaciones interesantes. Firmas infinitas. Momentos inesperados. La magia del Celsius cubrió una vez mas con un manto de felicidad a todos los amantes de este nuestro pequeño mundo, nuestra burbuja de placer. Emociona ver cada edición un mayor interés, y mayor afluencia, o sino, ¿Desde cuando se ha visto un miércoles a primera hora con la carpa a rebosar en cada actividad? Parece una utopía ver como un festival de género ha conseguido atrapar a tanta gente, hacernos adictos a venir cada año. Es pura droga. El Celsius 232 tiene algo especial y se nota desde el primer momento en que se pone un pie en Avilés.

Presentación de Windumanoth

 Porque así fue con la presentación de Windumanoth (cuyo nombre aún no se decir bien) y los consiguientes actos del día. Desde el miércoles el festival estuvo poblado de gente para cada acto y evento, incluido las famosas y nada desdeñables BarraCon. Creo que intentar hablar de todo lo vivido y acontecido en las charlas y cantidad de momentos durante estos días es algo prácticamente inconmensurable, y también que ya teneís por ahí videos de varia gente que lo ha ido grabando todo (alabados sean Geek Furioso, Elías F. Combarro y Koreander). Así que mi idea para este año es hacer una especie de top con diferentes cosas. Agarraos los machos, que allá voy. 

 Joe Hill nos ha demostrado en cada acto, cada firma y cada momento ser todo un fuera de serie. Agradecido, simpático, agradable, chistoso y nunca con un mal gesto. Los fans se lo hemos devuelto con colas multitudinarias, abrazos y amables palabras. Un par de gags suyos a repasar son Cumbercrombie y proponer una pelicula de tres horas de Tom Bombadil con esta pareja como protagonista. Ojalá repita por tierras avilesinas en algún momento. Os dejo un vídeo de Koreander con la presentación de Fuego en este link.

Asaltando a Joe Hill

  Joe Abercrombie no podía faltar. Es su cita. Y si, ya se ha auto-anunciado para el año que viene. Su esperado show fue un encuentro que aunque no aporto nada nuevo salvo alguna puñalada trapera de su editora, tiene la suficiente carisma para llenar un auditorio y sacarnos la carcajada. Hablo de como le compraron los derechos de su trilogía, o como esta planificando la nueva. Como siempre, nunca niega una firma (y tuvo una cola kilométrica), conversación o lo que sea. 

 Lisa Tuttle es como muchos han dicho por las redes, la abuela que todo el mundo quiere. Me lo había demostrado en Eurocon, pero esta mujer es un amor. Y cuanta sabiduría desprende cada vez que habla, como vimos en el evento organizado por La Nave Invisible en el Hotel 40 nudos junto a otras grandes autoras como Elia Barceló o Gabriella Campbell. Lo mismo pasa con Ann Leckie. Toda una mujer muy achuchable, amable y con la que fue un honor hablar en la firma, aunque fuera solo un poquito sobre su querida Breq.

Cake Lovers Unite!

  El trío de Ians. Watson, Whates y McDonald son tres autores que vierten su carisma por cada costado y que se pagan su propia estancia para venir a pasárselo pipa por Avilés. Es increíble la energía positiva que desprenden, el buen rollo, los gags, las risas y los grandes momentos asegurados solo por ellos. Este año hasta han celebrado una velada donde McDonald entro como todo un rey en la noche avilesina. Mi mejor momento fue con McDonald en la firma en la que conversamos sobre las tartas de Lucansinho, y casi fundamos un equipo de Cake lovers (con lo cual me dejo estampada la firma, obviamente).

 La galería de autores españoles. Guillem López, Laura Fernández, Ismael Martínez Biurrun, Concepción Perea, Marc Pastor, Elía Barcelo, Emilio Bueso, Nieves Delgado, Gabriella Campbell, Jose Antonio Cotrina, Angel Sanchidrián, Lola Robles y unos cuantos más. Quizás este año por que he leído a la gran mayoría de estos, o por de verdad se publica cada vez más autores de género la mar de interesantes, pero ha sido un placer poder acudir a sus presentaciones y firmas, conversar con ellos un ratito, y escucharles decir como gestaron sus libros. Y como no, también tomarse algo en una terraza con todos ellos, si no, esto no sería Celsius.

Con Marc Pastor

 Si algo es particular en el Celsius es que no todos los días se puede comer o tomar un café (u horchata) con editores y autores de genero que he leído. Especialmente memorable la comida con las chicas de Nova aprendiendo lo que era el buen producto local, conocer y charlar con la editora de Runas durante una cena improvisada, conversar con el editor de Insólita y Sportula en las terrazas, o tomarse un café (o una cerveza) con Felicidad Martínez, Nieves Delgado, Guillem López, Emilio Bueso, Ann Leckie, Lisa Tuttle, Concha Perea, Angel Sanchidrián...y unos cuantos mas que fijo me olvido, por que es imposible nombrar y acordarse de todo el mundo.

 Particularmente me ha gustado este año el interés de algunas mesas redondas (sobre todo la de adaptaciones a la Tv o la de novela corta) y la gran cantidad de actividades paralelas, que van en aumento cada año. Ha pegado fuerte el mundo de Letras y Bits con emblemas potentes como Dave Grossman y Rhianna Pratchett. Pero también hemos tenido exhibición de esgrima, cine en la calle cada noche, los actos de Los hijos de Mary Shelley o un taller literario a cargo de Gabriella Campbell. Así como partidas de rol cada día coordinado por la gente de Hangar Rebelde, charlas y talleres sobre Cosplay y las VI Jornadas de doblaje. Vamos, que había para todos los gustos y colores.

Lo mejor de este Celsius

 Y voy a ir cerrando. Spoiler alert, se viene un clásico. Desvirtualizar gente (olé, Pablo Bueno) y conocer a pequeños avatares como: Rafa, Pablo, Lulu von flama, Ithil, Sara, Caótico, Marta, Blanca,... y sobre todo mi querida Tatiana, la cual se ha ganado un gran hueco en mi corazón. Y por supuesto reencontrarse con mucha gente. David Tejera y nuestras charlas sobre el mundillo editorial. Omaira y sus abrazos aplastantes, o las charlas con Antonio durante los desayunos. Magrat con la que por fin pude tomar algo tranquilamente. Bandinnelli con su comando Murcia al frente, Laura y Vanesa,...y un porrón más. Pero sobre todo Alex e Isa. Cada día ha sido algo que no olvidaré jamas. Sois lo mejor y únicos. Sobra que decir más de lo que ya sabéis.

 Como veis este año es una entrada más a nivel personal. Han sido unos días maravillosos y bastante necesarios por Avilés. Llevaba tiempo esperando a que llegará el momento y no me ha defraudado para nada. Espero que los organizadores no pierdan la fuerza para traernos esto un año tras otro, por que yo estaré allí apoyándolos en todo lo que pueda. El Celsius 232 es algo muy grande y no se puede perder en el tiempo. 

Nos vemos el año que viene por Avilés, amigos :)

Otras crónicas:

jueves, 13 de julio de 2017

Reseña - Invasiones

Invasiones
Ismael Martínez Biurrun
Valdemar
Tapa dura | 384 páginas | 14,50€



   La especie humana es errática por naturaleza. Nos tropezamos más de dos veces con la misma piedra, es así. Escondemos secretos, somos vengativos, acumulamos rabia y la gran mayoría tiene la empatía guardada bajo llave. Las tres novelas cortas Ismael Martínez Biurrun que componen Invasiones nos muestra como una amenaza exterior sobrenatural hace que emerja lo peor del ser humano. Que surja lo que lleva en el pozo más profundo de su ser. Hablando de forma malsonante: que salga la mierda a relucir. Tres invasiones que nos llevan a través de tres escenarios y diferentes personajes que tienen mucho en común. Pese a que cada una de ellas es diferente entre si, en todas abordamos la tragedia humana después de que un fenómeno sobrenatural asole a nuestros protagonistas. Pero este fenómeno poco importará, lo que le interesa a Biurrun es explorar a sus personajes, sacar todo lo que llevan dentro, y llevar sus historias hasta el borde de la locura.

   Tres novelas cortas que parten de unos argumentos muy potentes, que tienen personajes bastante complejos y de fuerte personalidad, donde la prosa es capaz de ir encerrándonos poco a poco en cada historia. Biurrun maneja la prosa a su antojo para ir creando una capa acumulativa de horror y de tensión. Si algo me ha maravillado durante la lectura es la forma de escribir del autor. Maneja las palabras muy bien, nos imbuye dentro de sus escenarios, retrata a sus personajes con detalle y nos hace ver que todo va ir a peor. No hay escapatoria para nadie en ningún momento, y nunca la ha habido.  Esa tensión, esa venganza y ese dolor, es palpable a través de las palabras. El autor crea escenarios asfixiantes donde las dosis de horror, y gore en algún caso, están servidas con crueldad y una buena porción de realidad. Las escenas de pesadilla se graban en la retina y te llegan a revolver el estómago.

Foto de Juan Medina (Plaga en Fuerteventura)

   La primera de las novelas cortas es Coronación, mi historia favorita de las tres. En ella Irene y su marido Eloy irán de visita a la casa del jefe de la primera para una cena informal, cuando de repente una plaga de langostas asolará toda Madrid. Como si una plaga del Genesis cobrara vida en las calles de Madrid. El confinamiento en el piso terminará por sacar a relucir todos los secretos pertinentes entre estas dos parejas. Una historia sin desenlace ni resolución, que nos deja in media res, pero que transmite a tu mente unas imágenes impactantes y un viaje que te pone el vello de punta. Un retrato de la realidad de nuestros días, de la crisis económica y de la crisis personal al llegar a cierta edad. Un escenario apocalíptico en el que no existe un héroe, un salvador, ni nada por el estilo. El escenario es un simple fondo para deconstruir a los personajes con el paso de las páginas, hacer brotar los secretos, aumentar la tensión y llevarnos a un final de infarto. Aunque es una pena ese final, que no redondea la jugada por completo para hacer la historia perfecta.

   El color de la tierra es la segunda de las novelas cortas, y la que menos me ha gustado de las tres. En el complejo turístico veraniego Arenal Nord nos encontramos con Dimas, el jefe de mantenimiento corroído por sus errores del pasado. Un día comienzan una serie de movimientos sísmicos que recorren el mundo abriendo grietas, cuando una serie de sucesos extraños empiezan a acontecer en el complejo. La historia de nuevo crea una atmósfera de imposibilidad y secretismo que te sumerge, aunque no conseguí conectar con el personaje principal en casi ningún momento. En clave de thriller apocalíptico, la novela corta nos va llevando a través de una serie de giros, momentos sobrecogedores y oníricos, además de un final bastante acertado en mi opinión. Una historia de secretos, imágenes grotescas que se clavan en tu mente y una sensación de cataclismo constante que te deja mal cuerpo al terminar.

Lluvia de meteoritos (Cogida en telesur)

   Aunque no es mi favorita por meros detalles, creo que Nebulosa exprime lo mejor de las dos historias anteriores para darnos una idea muy original. La historia nos cuenta como a una reciente pareja asiste a la caída de un meteorito que cambiará sus vidas para siempre. Tras el fenómeno y lo vivido esa noche, ambos empezarán a actuar de forma extraña. La estructura de la novela corta va alternando momento temporales y puntos de vista, jugando con la narración y el flashback. Asistimos a una narración cósmica con un final agridulce, pero a la vez bastante satisfactorio. Lo pulp y lo terrorífico estrechan lazos para darnos una historia llena de situaciones demenciales no apta para todos los públicos. La prosa de Biurrun se vuelve explícita, alocada y asfixiante. Avanzamos una página tras otra, buscando como va a terminar toda esa espiral de locura. Lo malo es que esperamos algo más tras lo leído anteriormente, un último giro que difiera de las otras historias, pero que no llega. Pero esto, para nada estropea la sensación de haber leído una gran novela corta.

Los tres escenarios, a cada cuál más interesante
La prosa de Biurrun
Los giros, los secretos, la tragedia
Los personajes

El mal de cualquier colección, unas gustan más que otras

Es la primera lectura que hago de Ismael Martínez Biurrun, pero no será la última. Es de agradecer la racha que llevo de descubrimientos de autores naciones: Jesús Cañadas, Nieves Delgado, Emilio Bueso, Guillem López, Cristina Jurado, Marc Pastor,…etc. Hay mucha calidad en nuestro producto nacional. Y todo hay que decirlo, que gozada la edición de Valdemar. Tapa dura, formato perfecto, precio asequible y ni un error ortográfico que he encontrado. Si cualquiera de las novelas de Biurrun se acerca a lo que me ha transmitido en estas tres historias cortas, van a caer más de una compra y lectura en los próximos meses.

¡Muchas gracias Valdemar por el ejemplar!

Otras reseñas de interés:

martes, 11 de julio de 2017

Pon ficción corta en tu pila #6

   He tardado un poquito más que en las últimas ocasiones, pero vuelvo a la carga con una nueva entrega de ficción corta. La verdad es que he tardado por que estoy mezclando la antología Dark Fantasies editada por Mariano Villareal por el medio de las lecturas, y el Celsius ha ocupado las últimas semanas. Por lo tanto son poquitas cosas las que leo fuera de ello, pero algo ha caído. Tres relatos y una novela corta que no tienen desperdicio. Let´s go!

La segunda muerte del padre
Cristina Jurado
Ediciones Nevsky | Cuentos desde el otro lado
Rústica | 18 páginas
5 / 5



   La historia nominada al Ignotus que se recoge dentro de la antología Cuentos desde el Otro Lado orquestada por Concepción Perea. Es un cuento de terror que te deja con muy mal cuerpo. El relato nos cuenta la terrible espiral de decadencia en la que se sumerge una mujer cuando su padre muere, aunque era una persona casi desconocida para ella dados los pocos lazos comunes que compartían. Cristina nos embarca en una historia que va poco a poco y de forma calmada metiéndose en nuestras venas, para llevarnos a un final terrorífico en el que solo quieres gritarle un angustioso no mayúsculo a las páginas. La pena, la culpa, el abandono, la indiferencias o los recuerdos de la infancia. Todo se da cita en la mente de nuestra triste protagonista a través de poderosas imágenes. Un thriller psicológico con el duelo como telón de fondo. Incomodo, emocionante y sofocante.

Días en reflejo
Laura S. Maquilón (aka Doña Sierpe)
Lektu
Electrónico | 7 páginas | Pago social
4 / 5



   La pequeña historia de Laura es tan potente como personal. ¿Quién no se hace pasar por quién no es cada día debido a los rieles sociales a los que nos debemos someter? Y es que la autora nos lleva por una bella narrativa para hablarnos sobre las máscaras que usamos a diario para compensar aquellas carencias o defectos que el mundo nos dice que tenemos. Vemos como cada día aquel que se sale de los estándares sociales es burlado, trivializado e ignorado. Pero en realidad somos nosotros mismos los que sufrimos, los que tenemos envidia de esa gente, que saben vivir como son y no escondidos tras un disfraz. Laura escribe directo al lector, apelando a su fibra sensible. Da igual seas mujer u hombre, este relato sabe cómo tocar tu capa sensible, por mínima que sea. Todos tenemos nuestras máscaras y disfraces, no solo en carnaval.

Siete maravillas de un mundo pasado y futuro
Caroline M. Yoachim (Trad. de Marcheto)
Lightspeed | Supersonic
Online | Lektu | 2,99€
3,5 / 5



   Lo primero que te viene a la cabeza tras leer el relato es que la imaginación que tiene Caroline M. Yoachim es algo fuera de serie. Puede gustarte más o menos el relato, pero eso queda claro a simple vista. La escritora compone una historia global a partir de historias más pequeñas. En este caso son siete maravillas repartidas por todo el Universo que unen la historia de dos personajes a lo largo de los siglos, mientras van evolucionando y transformándose con cada paso. Siete partes centradas en cada maravilla del mundo a través de cientos de años luz. La historia publicada originalmente en Lightspeed está disponible en la revista Supersonic nº4 y ha sido nominada al premio Ignotus este mismo año. Como me pasa con Acerca de las costumbres de la elaboración de libros en determinadas especies o Manual comparativo ilustrado de sistemas cognitivos para lectores avanzados de Ken Liu, no son exactamente el tipo de relato que más disfruto. Me parece que tienen un sentido de la maravilla único, que hay muchas ideas y especulación detrás, pero que no termino de conectar del todo. Por ello recalco que el problema es mío, y que os animéis a descubrir la maravilla de esta pequeña historia.

Encuentro Fortuito
Christopher Kastensmidt (Trad. de Rodolfo Martínez)
Electrónico | 50 páginas | 0,99€
3,75 / 5



   Cada vez tengo más claro que el mundo de la novela corta tiene muchas alegrías que regalarnos en nuestro país. Creo que hay suficiente material inédito en nuestro idioma como para tener un extenso catálogo de títulos interesantes, aparte de la producción nacional en pleno auge. Una de las series de novelas cortas que más ha llamado mi atención desde hace tiempo es la de La Enseña del Elefante y el Guacamayo. Y es que leer y escuchar a Elías F. Combarro hablar sobre ella no hace más que acrecentar mi interés. ¿Aventuras clásicas con folclore brasileño y africano? Si, eso es básicamente lo que te vas a encontrar, aunque quizás algo más. Esta primera entrega de la saga (ya lleva 8 en total en inglés, y para seguir) es una carta de presentación al lector, un punto de partida. Una presentación de los personajes, entorno y tono por el que se van a mover las siguientes entregas que me recuerda tremendamente a los relatos cortos de los dos primeros volúmenes de la Saga de Geralt de Rivia.

   Nos situamos en Brasil en el siglo XVI cuando el holandés Gerard van Oost llega en busca de labrarse fama y fortuna matando bestias y monstruos. Pero se topa con un muro, el capitán Dias Caldas no está por la labor de admitirlo en su grupo. Un encuentro casual con Oludara, un fuerte y astuto esclavo africano, puede ser la solución a sus problemas. Más centrado en la espada y brujería clásica, las páginas de Kastensmidt se nos van rápido de las manos en toda una mezcla de acción, mitología, misterio, buenos diálogos y humor. Si algo me ha gustado de esta carta de presentación ha sido la forma de resolver los problemas. Huyendo de las épicas y ancestrales batallas, el autor presenta la astucia como el elemento clave, como el motor resolutivo de sus tramas. El engaño, envuelto por el carisma de los dos protagonistas, nos seduce en ese mitológico Brasil. Aunque la historia es autoconclusiva, si que se nota como un primer acercamiento con mucho potencial para las siguientes entregas. Lo mejor es que según ha comentado la editorial, después del verano veremos a Gerard van Oost y Oludara en su primera aventura como equipo.

¿Alguna recomendación?